Kim Collins y las paradojas del deporte (y de la vida)

¿Sabías que Kim Collins es el corredor de 100 metros más lento de la historia, pero que sin embargo ha conseguido ser campeón del mundo?

Este atleta, ya de entrada, no es el prototipo de atleta campeonísimo que presuponemos todos: nada que ver con la musculatura de Usain Bolt, o la estatura de Carl Lewis… es un hombre bajito, menudo, poquita cosa que diríamos…

En Atenas, 1997, obtuvo su peor marca y la que será la peor marca de la historia en los 100 metros: 21.73. Curiosamente, 6 años después, logró la medalla de oro en París. Su registro también fue el peor tiempo en la historia para un oro, 10.07, ¿pero acaso crees que se sintió menos campeón o que nadie pueda quitarle valor a esa medalla?

También ostenta otro record, el de peor marca personal, con 9.98.

KIM COLLINS 2

Puede parecer un atleta mediocre vistas sus marcas, pero no es así si miramos sus resultados. Y si nos fijamos en las estadísticas resulta un deportista de lo más efectivo, puesto que en 3 de las 4 ocaciones en las que ha participado en una final ha obtenido medalla (1 de oro y 2 de bronce).

¿Crees que es menos campeón porque sus marcas son las peores? ¿Qué es para ti un campeón?

Responder